Endodoncias en Madrid

Una endodoncia o tratamiento de conducto es un procedimiento mediante el cual los odontólogos eliminamos en parte o toda la pulpa del diente que esté dañada. Se recurre a una endodoncia cuando la pulpa se inflama o se necrosa. Si no se interviene se puede llegar a perder la pieza.

Valoraremos cada caso para decidir qué tipo de endodoncia practicar: unirradicular, birradicular o polirradicular/multirradicular.

La endodoncia se hace siempre bajo anestesia local. Básicamente, se perfora la corona del diente para poder acceder a la pulpa y extraerla. Después se hace una limpieza a fondo y exhaustiva del conducto pulpar, eliminando bacterias y posibles restos de tejido necrótico. Por último se procede a la obturación y al sellado. A veces puede ser necesario colocar una corona.

La endodoncia puede clasificarse en tres tipos:

  1. Es unirradicular cuando afecta a un diente que tiene una sola raiz y por ello un solo conducto pulpar.
  2. Es birradicular cuando afecta a un diente que tiene dos raices y por ello dos conductos pulpares.
  3. Es polirradicular cuando afecta a un diente que tiene más de dos raices y por ello varios conductos pulpares.

Solicite Información sin compromiso

He leído y acepto la ley de protección de datos

Endodoncia unirradicular

Practicar una endodoncia unirradicular es, en la mayoría de los casos, la única opción que permite acabar con el dolor tan intenso que sufren los pacientes que tienen una infección dental que afecta a la pulpa del diente, ya sea de forma total o parcial.

Porque lo que informalmente describen como un “fuerte dolor de muelas” cuando llegan a nuestra clínica dental en Madrid Centro es, en realidad, el resultado de una infección (caries) que ha llegada hasta el interior de la pieza. Ahí se encuentra la pulpa o pulpitis, una zona de tejidos blandos que contiene una gran cantidad de vasos sanguíneos y nervios. De ahí que se produzca ese dolor tan insoportable cuando la infección causada por una caries traspasa la dentina y llega hasta los nervios.

¿Cómo se realiza una endodoncia unirradicular?

endodoncia unirradicular
La endodoncia unirradicular, también denominada tratamiento de conductos, es el procedimiento a través del cual se elimina, total o parcialmente, la pulpa de una pieza dental y posteriormente se procede a su sellado para evitar problemas futuros.

Se realiza bajo anestesia local y consiste básicamente en perforar la corona del diente para poder acceder a la pulpa y extraerla. Tras esta acción, es necesario realizar una limpieza exhaustiva del conducto pulpar, eliminando bacterias y posibles restos de tejido infectado. Y ya por último, se procede a la obturación y sellado.

Como expertos en implantología en Madrid podemos asegurarte que, en la mayoría de ocasiones, de no realizarse esta técnica, se hubiera perdido la pieza dental, teniendo que recurrir a la colocación de implantes. Sin embargo, tras una endodoncia unirradicular, la pieza dental se salva y puede seguir desarrollando sus funciones estéticas y masticatorias sin dolores ni problemas de infección.

Si notas molestias en alguna de tus piezas dentales, no lo dejes pasar y pide cita en nuestro Centro Dental Lavapiés. Una consulta a tiempo es la mejor forma de prevenir males mayores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies