Principales causas del apiñamiento dental

Apiñamiento dental - Centro Dental Lavapiés

Sabemos qué es y cómo se manifiesta. También sabemos que una buena higiene, las revisiones periódicas y las ortodoncias interceptivas son las mejores herramientas para evitar o corregir a tiempo este problema. Pero, ¿cuáles son las causas del apiñamiento dental? Hoy analizamos las principales en este post.

¿Qué es el apiñamiento dental?

El apiñamiento dental es una patología bucodental muy común que se manifiesta cuando los dientes no tienen suficiente espacio para alinearse correctamente dentro de las arcadas de la boca y aparecen apiñados, es decir, unos montados sobre otros.

Sus consecuencias son variadas, desde las más evidentes a nivel estético a las que derivan en problemas de funcionalidad que pueden afectar, por ejemplo, a la función masticatoria.

¿Cuáles son sus causas?

Esta situación puede ser causada por una gran variedad de factores, tanto genéticos como ambientales, que afectan al desarrollo y a la posición de los dientes.

A continuación te contamos cuáles son algunas de las más comunes que están detrás del apiñamiento dental.

1.- Herencia genética:

La estructura de los huesos maxilares y el tamaño de los dientes son características que se transmiten de generación en generación. Si los padres tienen dientes grandes y mandíbulas pequeñas, es probable que sus hijos hereden estas características, lo que aumenta el riesgo de apiñamiento dental debido a la falta de espacio suficiente para acomodar todos los dientes en una alineación adecuada.

2.- Movimiento por pérdida prematura de los dientes de leche:

Otra causa común del apiñamiento dental es la pérdida temprana de los dientes de leche. Los dientes primarios actúan como mantenedores de espacio para los dientes permanentes que los reemplazarán. Si un diente de leche se pierde antes de tiempo debido a una caries o un traumatismo, los dientes adyacentes pueden desplazarse hacia el espacio vacío, lo que dificulta la correcta erupción de los dientes permanentes que, cuando salgan, lo harán apiñados.

3.- Malos hábitos infantiles:

Las malas prácticas orales durante la infancia también pueden contribuir al apiñamiento dental. Hábitos como chuparse el dedo, usar chupetes durante un tiempo prolongado o empujar la lengua contra los dientes pueden alterar la alineación normal de los dientes y la forma de los arcos dentales, dando lugar a un apiñamiento.

4.- Peculiaridades fisiológicas:

Cada persona tiene un óvalo facial con un ancho de mandíbula determinado, de la misma forma que sus dientes tendrán un tamaño concreto. En este sentido, algunas personas pueden tener dientes demasiado grandes en proporción a su mandíbula, lo que, naturalmente, lleva a un espacio insuficiente y al apiñamiento dental. De igual manera, ciertas anomalías en el crecimiento y desarrollo de los huesos maxilares pueden influir en la aparición de esta condición.

5.- Erupción tardía de los dientes permanentes:

Como ocurre a las personas que pierden los dientes de leche de forma prematura, cuando los dientes definitivos tardan en salir pueden encontrarse con que otras piezas dentales, ya sean provisionales o permanentes, han ocupado su sitio. Entonces, estos nuevos dientes erupcionan como pueden, siendo de forma apiñada en la mayoría de los casos al no tener el espacio que les corresponde.

6.- Otros factores:

La falta de higiene bucal adecuada y las enfermedades periodontales también son otras causas que pueden contribuir al apiñamiento dental. Una higiene bucal deficiente puede llevar a enfermedades que afectan las encías y los huesos que soportan los dientes, provocando desplazamientos o caídas que facilitan que el resto de piezas puedan verse apiñadas si no se corrigen esas pérdidas a tiempo.

 

Como decíamos al comienzo del post, una correcta higiene dental unido a la realización de revisiones periódicas desde una edad temprana son claves para detectar alguna anomalía y tomar a tiempo las medidas oportunas. El apiñamiento dental podría ser evitable siguiendo estos hábitos y manteniendo un seguimiento profesional de su evolución.

De ser así, se podrían evitar problemas dentales futuros que, en muchos de los casos, en nuestro centro abordamos con una ortodoncia invisible en Madrid, especialmente, en personas adultas. Si tienes hijos pequeños, vigila sus dientes y llévalos a revisiones periódicas desde una edad temprana para detectar problemas como este.

 

Centro Dental Lavapiés

Post Tags:

No Comments

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies