Motivos bucodentales para dejar de fumar (o no adquirir este hábito)

Estética dental en Madrid

Todos sabemos lo perjudicial que es el tabaco para la salud. Pero quizás lo que no sepas son las nocivas consecuencias que este hábito causa en la salud bucodental. De hecho, no es casual que muchas intervenciones que realizamos en nuestra clínica dental, ya sean tratamientos odontológicos o de estética dental en Madrid, requieran abstenerse de fumar en las horas e incluso días posteriores.

Aunque más que reprimir las ganas durante ese periodo obligado, si eres fumador o fumadora, lo que te aconsejamos es dejarlo para siempre. Aquí tienes cuatro motivos para hacerlo, por tu salud y por la de tu boca.

¿Qué le ocurre a mi salud bucodental cuando fumo?

1.- Aumentan las posibilidades de sufrir un problema de halitosis

La primera consecuencia que queremos abordar es la halitosis, entendida como el trastorno que causa un profundo mal aliento de manera permanente y prolongada en el tiempo.

El tabaco es uno de los factores que más influyen en la aparición de este fenómeno, ya que además provoca que la boca se reseque, algo que hace que este problema se manifieste en mayor medida. Si quieres tener un aliento más fresco y agradable, dejar de fumar es el primer paso para conseguirlo.

2.- Tus dientes se volverán más amarillentos

Lucir unos dientes más blancos y relucientes es el objetivo de aquellos pacientes que deciden someterse a algunos tratamientos de estética dental en Madrid. Pero además, también es importante conocer cuáles son los causantes de que los dientes pierdan ese blanco original, más allá del propio paso del tiempo.

Pues una de las principales causas es el consumo de tabaco que tiñe el tono del esmalte y provoca que adquiera un color amarillento que transmite sensación suciedad. Dejar de fumar es importante si no quieres que el amarillo de tus dientes vaya a más. Y mucho menos deberías seguir fumando si has realizado un blanqueamiento dental, ya que sería tirar por la borda gran parte de su resultado.

3.- Disfrutarás menos del sabor de los alimentos

A veces se nos olvida que una boca sana nos permite disfrutar de ese gran placer que es comer. Un placer que, aunque no lo notes, puede verse mermado si eres fumador/a. Porque es un hecho probado que el tabaco reduce la sensibilidad del sentido del gusto y del olfato.

De hecho, el tabaco modifica la estructura de las papilas gustativas, que es donde reside el sentido del gusto, lo que puede dar lugar, si no a grandes atrofias gustativas, sí a que aprecies en menor medida la gran riqueza de sabores que tienen los alimentos.

4.- Incrementa las posibilidades de sufrir periodontitis

Es fundamental que nuestras encías estén fuertes y sanas, ya que una enfermedad que las ataque puede tener consecuencias tan graves como la pérdida de piezas dentales.

Y como imaginarás, el tabaco es otro de los grandes enemigos de la salud de las encías. Puede agravar su inflamación o, en el peor de los casos, contribuir a que se agrave una periodontitis avanzada al estar aportando bacterias y componentes nocivos que contaminan tus encías.

 

¿Necesitas más motivos para dejar de fumar o para no iniciarte nunca en este hábito? Como ves, el tabaco afecta a todo nuestro organismo más allá de las severas consecuencias que tiene para nuestros pulmones y nuestro corazón. Por eso, si quieres que tu boca esté más sana, fuerte y reluciente, desde el Centro Dental Lavapiés solo podemos decirte que huyas del tabaco y más si vas a someterte a un proceso de estética dental en Madrid.

ajgoldentadm
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies