¿Estás usando correctamente el hilo dental?

clínica de estética dental en Madrid - Uso del hilo dental

A lo largo de nuestra amplia trayectoria como clínica de estética dental en Madrid nos hemos dado cuenta de que muchos de nuestros pacientes no usan el hilo dental correctamente. Aunque parezca algo sencillo, y que la mayoría de nosotros hacemos a diario, su uso sigue requiriendo de una serie de indicaciones como las que te vamos a dar a continuación.

El hilo dental, un gran aliado

El hilo dental es uno de los grandes aliados para mantener una buena higiene de tu boca. Utilizarlo después de cepillarse los dientes contribuye a eliminar la placa dental y las partículas de comida que se quedan atrapadas en aquellos lugares a los que al cepillo de dientes le cuesta acceder, especialmente debajo de la encía o entre los dientes.

Debido a la acumulación de estas partículas se inician muchos procesos de caries e incluso enfermedades con mayores consecuencias. De ahí que insistamos a todos nuestros pacientes de lo importante que resulta su uso diario. Eso sí, siempre que se haga correctamente.

Cómo usar el hilo dental

En la buena técnica de uso del hilo dental influyen especialmente tres aspectos:

  • El tipo de hilo dental
  • La longitud del trozo que vas a utilizar
  • La forma de cogerlo con los dedos

 

Vayamos por partes. En primer lugar, debes adquirir un hilo dental adecuado en función de aspectos como tu edad, si llevas ortodoncia, si te has sometido a un proceso de implantología… Elegir uno de textura más dura o blanda influirá en cómo lo uses y, lo más importante, cómo beneficiará a tu boca. Lo mejor es que consultes a alguno de los miembros de nuestro equipo de estética dental en Madrid para que te aconsejen.

En segundo lugar, debes tomar el hilo en fragmentos de 40 – 45 cm de longitud y enrollar la mayor parte alrededor del dedo anular, dejando solo 3 – 5 cm para trabajar en el interior de tu boca.

Y en tercer lugar, vamos a lo importante: una vez hayas adoptado esta postura, debes sostener el hilo dental entre los dedos pulgares e índices y deslizarlo muy suavemente de arriba hacia abajo en los huecos que quedan entre los dientes. Cuando desciendas hasta la base del diente, te aconsejamos curvarlo para asegurarte de que pasa por debajo de su base y limpia las partículas que quedan acumuladas en la zona de la encía.

Vete cambiando de trozo según avances tu limpieza para no usar todo el tiempo la misma parte. Y cuando cambies, utiliza siempre esta técnica de posición y movimiento ya que conseguirás una buena limpieza sin hacerte daño.

Técnica especial si llevas ortodoncia

Como te explicamos en este post, la limpieza dental se vuelve más compleja cuando llevas brackets, especialmente en lo que se refiere al uso del hilo dental.

Si es tu caso, uno de los recursos que te proponemos es valerte de un sujetador de hilo dental que puedes adquirir en una farmacia o en nuestra propia clínica. Con este sujetador, podrás empujar el hilo a través de los brackets y los dientes, y hacerlo llegar hasta la línea de las encías.

Otro truco muy útil, consiste en utilizar hilo encerado que tiene menos posibilidades de quedarse atrapado entre el aparato o enredarse porque gracias a la cera se desliza mejor.

Si necesitas más información sobre cómo realizar una correcta higiene bucal, ya sabes que el equipo del Centro Dental Lavapiés estará encantado de ayudarte.

optiadminroot
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies